Pescante

Pescante en situación de trabajo

El molino se desmonta mediante la separación de las ruedas. Esto es una tarea habitual de la labor de un molinero ya que se precisa de un continuo mantenimiento, picado de las piedras.
Esta labor es facilitada por el pescante, que permite que un único hombre pueda levantar la piedra. Para ello dispone de un tornillo del que cuelgan los ganchos.
El trabajo más delicado que tiene que realizar un molinero consiste en dar la vuelta a la piedra, una vez elevada, para poder realizar las tareas de picado. Esta maniobra , que puede provocar que la piedra se rompa, requiere de una maña especial para realizarla. La piedra se sujeta a los ganchos, y gira, sobre los pinchos de hierro que se introducen entre los ganchos y el canto de la piedra (ver fotografía inferior para mayor detalle).
En la parte inferior se puede apreciar la piedra solera.

Pescante y pinchos de Portu Errota