¿Qué es un molino de mareas?






Entendemos por molinos de mareas aquellos que utilizan el flujo y reflujo del agua marina para su accionamiento. Los molinos que actúan con la fuerza del agua basan su sistema en el impulso de una masa de agua sobre una rueda de paleta que al girar mueve una muela de piedra, la cual está situada sobre otra semejante pero fija, que tritura el grano introducido entre ambas. El depósito de agua que poseen, denominado "antepara", garantiza la disponibilidad del agua para poder moler durante dos ciclos diarios de unas siete horas.



El molino de marea es el que en lugar de usar las aguas de un río cercano para llenar su "antepara", utiliza la pleamar que en su subida llena este depósito. Una vez colmado el depósito sólo resta esperar a la bajamar para moler.

La anteara de Portu Errota tiene una longitud de 1200 metros construidos sobre el cauce del manantial Koba con encauzamientos artificiales para dirigir el aprovechamiento de las aguas al molino.


El primer dato fidedigno sobre un molino de marea nos lleva a la localidad inglesa de Dover, molino que fue construido entre los años 1067 y 1082. A partir de entonces se aprecia un creciente aumento de estos molinos en las costas de Inglaterra.

En noticias documentales recogidas sobre molinos, se aprecia que los primeros molinos de mareas conocidos en el golfo de Gascuña están fechados en el siglo XII, y posteriores son los de Bizkaia, Gipuzkoa, Galizia y costas portuguesas.

En suma, las fecha de construcción de los primeros molinos de marea se remontan al siglo XI en Inglaterra, y con el paso del tiempo va extendiéndose este tipo de construcción hacia el sur hasta llegar a Portugal, donde también fueron abundantes. Es razonable, por tanto, establecer la teoría que los maestros constructores de la parte norte de Euskalerria, los "gascones", se encargasen de mostrar la compleja técnica de construcción de molinos de marea a sus hermanos del sur, los "vizcaínos", transmitiéndose por este conocimiento al resto de la península ibérica.



Segun el etnógrafo Antxon Aguirre desde Lapurdi hasta Bizkaia había hasta 33 molinos de marea, quedando en la actualidad en funcionamiento el molino de Arteaga, Portu Errota.